Deshidratación

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación ocurre cuando no hay agua suficiente en el cuerpo. El cuerpo humano contiene mucha agua. El agua ayuda al cuerpo a mantenerse sano y a funcionar correctamente. La deshidratación leve puede causar trastornos en la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. La deshidratación grave también puede causar debilidad o confusión. En casos extremos, puede provocar daño cerebral e incluso la muerte.

Todos los días, las personas eliminan agua a través del sudor, de las lágrimas, de la respiración, de la orina y de las heces. Esta agua se repone al beber líquidos y comer alimentos que contienen agua. La deshidratación puede tener muchas causas. Puede perder agua si tiene diarrea o vómitos, o debido a la actividad física o al clima muy cálido. La pérdida de agua puede provocar un desequilibrio de electrolitos en el cuerpo. Los electrolitos son minerales y sales que el cuerpo necesita para funcionar, como el sodio, el potasio, el magnesio y el calcio.

¿Cuáles son las causas de la deshidratación?

La deshidratación puede deberse a lo siguiente:

  • Sudoración a causa del clima muy cálido, la actividad física o el uso del sauna

  • Diarrea

  • Vómitos

  • Fiebre

  • Algunos medicamentos que hacen orinar con frecuencia, como los diuréticos

¿Quién está en riesgo de padecer deshidratación? 

Usted corre un mayor riesgo de padecer deshidratación en los siguientes casos:

  • Tiene diarrea.

  • Tiene vómitos.

  • Está expuesto a un clima muy cálido.

  • Suda mucho a causa de la actividad física.

  • Es mayor de 60 años.

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?

Los síntomas pueden ser ligeramente distintos en cada persona. Pueden incluir los siguientes:

  • Sed

  • Cansancio

  • Mareos

  • Aturdimiento

  • Calambres musculares

  • Sequedad de boca

  • Menor cantidad de orina

  • Orina de color amarillo oscuro o marrón claro

  • Dolor de cabeza

  • Resequedad de la piel o de la lengua

  • Desmayos

  • Confusión

  • Frecuencia cardíaca y respiración rápidas

Los síntomas de la deshidratación pueden parecerse a los de otras afecciones. Consulte con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la deshidratación?

Su proveedor de atención médica le preguntará por sus síntomas y sus antecedentes médicos. También podría preguntarle si tuvo alguna enfermedad o realizó alguna actividad recientemente. Le hará una exploración física. Le medirá la presión arterial, la temperatura y la frecuencia cardíaca. Quizás le hagan análisis de orina o de sangre.

¿Cuál es el tratamiento para la deshidratación?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general. También, de la gravedad de la afección. Puede que, además, le den un tratamiento para la diarrea, los vómitos o la fiebre alta si la deshidratación fue producto de una enfermedad.

Quizás necesite que le administren líquidos y medicamentos por vía intravenosa si tiene deshidratación de moderada a grave. La deshidratación grave es una situación de emergencia y se debe tratar de inmediato con líquidos intravenosos en un hospital.

En caso de deshidratación leve, puede beber líquidos. Puede que no solo tenga que reponer agua, sino también electrolitos, como sodio y potasio. Las bebidas deportivas pueden aportar agua y electrolitos. También puede beber agua, jugos de frutas, té y refrescos.

No tome bebidas con cafeína, como algunas bebidas energizantes, tés, refrescos y bebidas con café. No tome bebidas alcohólicas. La cafeína y el alcohol hacen que el cuerpo pierda más agua.

Consulte con sus proveedores de atención médica sobre los riesgos, los beneficios y los posibles efectos secundarios de todos los tratamientos.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la deshidratación? 

La deshidratación grave que no se trata puede provocar daño en los riñones y el cerebro, e incluso la muerte.

¿Qué puedo hacer para prevenir la deshidratación?

Las recomendaciones varían. En promedio, los adultos deben beber alrededor de 2 a 3 cuartos (litros) de líquido al día. Esto equivale a 12 vasos de 8 onzas (de unos 250 ml) de líquido al día. Si está expuesto a un clima muy cálido o haciendo actividad física, debe beber más. Puede beber lo siguiente:

  • Agua

  • Jugos de frutas

  • Bebidas deportivas Debe ser cuidadoso con el contenido de azúcar de estas bebidas, en especial si tiene diabetes

  • Otras bebidas que tienen electrolitos

  • Refrescos sin cafeína

  • Té sin cafeína

  • Café sin cafeína

Si le diagnosticaron una enfermedad renal o cardíaca, pregunte a su proveedor de atención médica qué cantidad y qué tipo de líquidos debería beber para prevenir la deshidratación. Si tiene una enfermedad renal o cardíaca, el líquido puede acumularse en el cuerpo. Esto es riesgoso para su salud.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes:

  • Diarrea más de 5 veces al día

  • Vómitos persistentes

  • Diarrea con una pequeña cantidad de sangre (de color roja o negra) o mucosidad

  • Vómitos con una pequeña cantidad de sangre

  • Dolor abdominal

  • Inflamación del abdomen

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica

Llame al 911 o diríjase a la sala de emergencias inmediatamente si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Debilidad

  • Mareos o desmayos

  • Somnolencia o confusión

  • Diarrea con gran cantidad de sangre (de color roja o negra) o mucosidad

  • Vómitos con gran cantidad de sangre

Información importante sobre la deshidratación

  • La deshidratación ocurre cuando no hay agua suficiente en el cuerpo.

  • Los síntomas pueden ser sed, sequedad de boca y menor cantidad de orina.

  • La deshidratación leve puede causar trastornos en la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal.

  • La deshidratación grave también puede causar debilidad o confusión. En casos graves, puede provocar daño en los riñones y en el cerebro, e incluso la muerte.

  • Para tratar la deshidratación leve, puede beber líquidos (que no sean alcohol o cafeína). Por ejemplo, bebidas deportivas, agua, jugos de frutas, té y refrescos sin cafeína.

  • Quizás necesite que le administren líquidos y medicamentos por vía intravenosa si tiene deshidratación de moderada a grave. La deshidratación grave es una situación de emergencia y se debe tratar de inmediato con líquidos intravenosos en un hospital.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Moloney Johns, Amanda, PA-C, MPAS, BBA
Revisor médico: Perez, Eric, MD
Última revisión: 1/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.