A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Piojos en los niños

¿Qué son los piojos en los niños?

Los piojos son insectos parasitarios diminutos que pueden infestar la piel. Viven en las cabezas de las personas y se alimentan de su sangre. Pueden provocar picazón intensa.

Hay otros dos tipos de piojos: los del cuerpo y los púbicos (las ladillas). Esta hoja de salud se centrará en los piojos de la cabeza.

¿Cuáles son las causas de los piojos de la cabeza en los niños?

Los piojos de la cabeza son muy contagiosos. Se transmiten de una persona a otra por medio del contacto corporal cercano y por compartir la ropa y otros objetos personales, entre ellos, abrigos, gorros, peines y cepillos.

¿Cuáles son los niños que corren riesgo de tener piojos?

Los piojos pueden observarse mayormente en los ámbitos de las guarderías y entre los niños en edad escolar. No importa qué tan limpios puedan estar el pelo de su hijo o su casa, ni tampoco el lugar donde los niños y las familias viven, juegan o trabajan. Cualquier niño puede contagiarse los piojos.

¿Cuáles son los síntomas de los piojos en los niños?

El síntoma más común de los piojos es la picazón que puede ser muy intensa, especialmente a la noche. Generalmente, los piojos o sus huevos (liendres) pueden verse en el pelo, detrás de las orejas o en el cuello, e, incluso, en las cejas y las pestañas.

¿Cómo se diagnostican los piojos en los niños?

Por lo general, los huevos de los piojos pueden verse, y esto le facilita al proveedor de atención médica del niño hacer el diagnóstico.

¿Cómo se tratan los piojos en los niños?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

Los piojos se pueden tratar. El tratamiento incluirá la aplicación de una crema de enjuague o un champú medicinal en el pelo del niño. Muchos medicamentos para los piojos son de venta libre. El proveedor de atención médica de su hijo puede recetarle un medicamento si las opciones de venta libre no resultaron eficaces para el niño.

Consulte con su proveedor de atención médica qué enjuague o qué champú serían los más adecuados para el niño. No use dos formas de tratamiento al mismo tiempo. Si un tratamiento no fue eficaz, use uno diferente o llame al proveedor de atención médica para pedirle asesoramiento.

Además de la crema de enjuague o del champú medicinal, el tratamiento también puede incluir lo siguiente:

  • Sacar las liendres del pelo húmedo con un peine fino

  • Sumergir los peines y los cepillos en agua caliente con el champú durante al menos 15 minutos

  • Revisar cuidadosamente a todos los demás miembros de la familia para saber si alguien más necesita recibir tratamiento

  • Lavar la ropa de cama y la ropa en agua caliente (130 °F o 54 °C) o poner los objetos que no pueden lavarse en una bolsa de plástico cerrada durante 2 semanas

Los niños pueden regresar a la escuela o a la guardería el día después del primer tratamiento para los piojos.

¿Qué puedo hacer para prevenir los piojos en mi hijo?

Para ayudar a prevenir los piojos, puede hacer lo siguiente:

  • No tener contacto físico directo con una persona con piojos

  • Recomendarle al niño que no comparta los gorros, los peines, los cepillos, las toallas ni otros objetos personales

  • Lavar las sábanas, las mantas y otros objetos personales para prevenir la infestación en otras personas

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Algunos tratamientos para los piojos son de venta libre; sin embargo, si no está seguro de si su hijo tiene piojos o si el tratamiento en el hogar no resulta eficaz, es importante que consulte con el proveedor de atención médica del niño.

Información importante sobre los piojos en los niños

  • Los piojos son insectos parasitarios diminutos que pueden infestar la piel del cuero cabelludo de una persona.

  • Son altamente contagiosos y se transmiten de una persona a otra por medio del contacto corporal cercano y por compartir la ropa y otros objetos personales.

  • Por lo general, los huevos de los piojos pueden verse, y esto le facilita al proveedor de atención médica del niño hacer el diagnóstico.

  • Los piojos se pueden tratar. Algunos medicamentos son de venta libre, pero, si no está seguro del diagnóstico, hable con el proveedor de atención médica de su hijo.

  • Para prevenir la infestación de piojos en otras personas en la casa, se deben lavar las sábanas, las mantas y otros objetos personales.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Michael Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.